jueves, mayo 19, 2022
HomeGanaderíaBienestar Animal en producción bovina

Bienestar Animal en producción bovina

El Bienestar Animal aplicado a la actividad pecuaria (ganadería y lechería) es una de las variables que permiten maximizar el rendimiento productivo de nuestros rodeos.

Existen muchas definiciones de Bienestar Animal (BA): pueden variar en el énfasis con que destacan su relación con el funcionamiento biológico (ausencia de enfermedad), el comportamiento natural (posibilidad de manifestar conductas propias de la especie) y los estados emocionales que experimentan los animales (siendo el miedo y el dolor los que mayor impacto negativo tienen sobre el bienestar).

Pero la mayoría de ellas coincide en la importancia de los factores ambientales y en nuestro rol protagónico a la hora de alcanzar estándares de BA satisfactorios.

Desde el punto de vista productivo, que es la perspectiva desde la que abordaremos el tema, podemos decir que el Bienestar Animal es un estado en el que el animal se encuentra relativamente confortable y es capaz de adaptarse al ambiente que le proporcionamos y a los cambios que ocurren en él.

C:\Users\Usuario\Pictures\BA 2020\Bienestar animal.jpg
Ambiente y Capacidad de Adaptación

El “Ambiente” incluye el entorno físico (instalaciones, superficie sobre la que transitan, pasturas, aguadas, factores climáticos, etc), el contexto social (grupo de animales con el que interactúa a diario) y el factor humano

La “Capacidad de adaptarse” es necesaria para que los animales logren afrontar los cambios que acontecen en el ambiente. 

Algunos de ellos estarán ligados a variaciones climáticas (períodos lluviosos, bache forrajero en invierno o en épocas de sequía, altas temperaturas y presencia de mosca de los cuernos en verano, etc). Otros, a eventos como el destete, el ingreso de una vaquillona al tambo (que deja el grupo al que estaba habituada y en el nuevo debe soportar agresiones, además de tener que adaptarse a la rutina de ordeño), o situaciones de manejo (vacunaciones, apartes de hacienda, etc).

Al considerar las posibilidades de adaptación al ambiente, en teoría se podrían dar 3 escenarios:

Sin Titulo 1

En muchos casos los Sistemas de Producción, en particular los más intensivos, no dejan de ser ambientes “artificiales” con ciertas restricciones para los bovinos. Si consideramos  que son herbívoros, es decir, que la naturaleza “los diseñó” para pastorear, debería sorprendernos más que logren amoldarse a sistemas de engorde a corral o a aquellos basados en la estabulación.

Si bien los bovinos pueden adaptarse y/o habituarse a muchas situaciones propias de cada sistema de producción, debemos tener en cuenta que esta capacidad no es infinita ni mucho menos, ni está exenta de repercutir en forma negativa sobre el resultado productivo

El Bienestar Animal es una de las variables que permiten maximizar el rendimiento productivo de nuestros rodeos

La producción bovina depende de la interacción de variables como la genética, la nutrición, la sanidad y el manejo. 

El límite o techo productivo estará dado por el material genético de nuestro rodeo (es decir, de un bovino no se puede esperar un rendimiento superior al que está determinado por su dotación genética). 

Con el resto de los factores de producción lo que se busca es maximizar la expresión del potencial genético. Pero aun cuando la oferta de nutrientes fuese la adecuada para alcanzar este objetivo, si los animales padecen malestar o situaciones estresantes, su rendimiento productivo no será el esperado.A través del reconocimiento de los factores que ocasionan estrés en el ganado y mediante la implementación de Buenas Prácticas Ganaderas, lograremos minimizar las pérdidas de producción vinculadas a déficits en el bienestar animal.

Por Luciana Brero, Médica Veterinaria – Asesoramiento en Buenas Prácticas Ganaderas.

spot_img
spot_img

MÁS POPULARES

spot_img