martes, julio 16, 2024
HomeGanaderíaMatarifes aseguran que el fin de la media res no bajará el...

Matarifes aseguran que el fin de la media res no bajará el precio de la carne

Si bien destacó que modernizará y mejorará las condiciones laborales, el Coordinador Federal de CAMyA, Ariel Morales Anton, le dijo a Tranquera que la resolución no disminuirá el valor de los cortes, y que además provocará algunos problemas logísticos en el mercado interno. También evaluó que la medida se tomó por pedido de los frigoríficos exportadores.

Esta semana, el Gobierno nacional dispuso que, desde el 1 de enero del 2022, la comercialización de la carne vacuna deberá hacerse en trozos que no superen los 32 kilos, lo que pondrá fin al histórico uso de las medias reses.

En diálogo con Tranquera, el Coordinador Federal de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA), Ariel Morales Anton, aseguró que la medida ayudará a una mayor “calidad de vida” de los empleados, que ya no deberán cargar tanto peso, pero opinó que no ayudará a bajar los precios de los cortes, y generará algunos inconvenientes logísticos en la cadena.

“Con respecto a cortar la media res en pedazos, puede mejorar la transparencia de la comercialización, pero puede traer algunos problemas en lo que quiere el Gobierno, que baje la carne. En realidad, no tienen el asesoramiento que corresponde. Nosotros creemos desde la Cámara que  cortándola, con las mermas que tiene, no se va a lograr que el precio disminuya. Lo que sí mejora es la calidad del trabajo”, analizó.

Al respecto, detalló: “Algunos cortes, como los delanteros por ejemplo, son más accesibles para ciertos barrios. Pero ahí también vive gente que puede pagar un lomo o una pulpa especial. Entonces, no pueden llegar algunos cortes a ciertos barrios, y a otros no.  Porque se corte en tres pedazos, no va a bajar el precio. Nosotros ya tenemos un costo de media res, al que encima le agregamos el costo para trozarla, las mermas que tienen esos cortes, y las inversiones, que deberán hacer los frigoríficos chicos y medianos, como la capacidad de cámara, reestructurar sus plantas, una sala de corte, una más de oreo, y el tema de la logística. Porque transportar los cuartos en un camión que está preparado para medias reses no es lo mismo. Así que hay algunas trabas que vamos a tener a partir del año que viene, que vamos a ver cómo se implementan”.

Asimismo, explicó que “nosotros hoy estamos preparados para repartir las medias reses y los frigoríficos de consumo interno para hacer la faena. Ahora habrá que agregarle tres cortes más. Seguramente habrá que controlarlo bien en las plantas frigoríficas, porque se mezclarán con los demás usuarios, hay que hacer una gran trazabilidad en cada trozo. Porque 20 o 30 matarifes que faenen en una planta van a tener el problema que de quién van a ser los cuartos, hay todo una organización interna”.

Nosotros, igualmente, apoyamos la medida en mejorar la calidad de vida de nuestros trabajadores y dar un paso hacia la modernización. Estamos totalmente de acuerdo en que la media res viene del siglo XIX  y ya no se tiene que usar en ninguna parte del mundo. Pero respecto a las inversiones que tendrá que hacer la industria frigorífica de consumo interno, ahí ya es todo un tema”, resumió.

En tanto, aseguró que esta medida fue hecha a pedido de los exportadores, más precisamente del Consorcio ABC, que forma parte del acuerdo con el Gobierno para ofrecer cortes a menor precio, y que debe decidirse su renovación a fin de mes. “Esta medida, en este momento, beneficia a un solo sector, que es el exportador. Porque si esto estuviera vigente mañana mismo, ellos son los únicos que están preparados para hacerlo. Esto es algo que está diseñado y asesorado, de puño y letra, por el ABC y los organismos del Estado, que quieren seguir el modelo uruguayo. Pero hay muchas carnicerías que van a dejar de operar”. 

Al respecto, añadió: “Tratan así de aumentar las exportaciones para que al Estado le ingresen divisas, que bienvenido sea,  y competir con todos los grandes del mercado interno. Quieren avanzar en la exportación, para tener más sobrante, y el Gobierno pueda permitir que la carne esté más barata para la gente. Venden un producto dolarizado, y lo que sobra lo vuelcan en pesos. Al Consorcio (ABC) y al resto del grupo de frigoríficos exportadores les viene 10 puntos que nosotros, como consumo doméstico, cortemos la carne, para que entorpezca la comercialización y ellos puedan avanzar con las exportaciones y pelear por el mercado interno. Porque hay que aclarar que el 25% del total corresponde a las exportaciones y el  75% somos nosotros, el mercado interno. Ellos quieren pelear por ese 75%. Hay que ver la trama política que tiene esta resolución”.

En cambio, explicó, la industria de consumo doméstico “tendrá que acomodar todo de nuevo, en un momento del negocio donde hay pérdida de kilos de consumo por año, de 50 y pico estamos en 40 y pico (per cápita). Entonces, ¿el frigorífico recuperará la inversión que deba hacer? Está bien que el Ministerio de Desarrollo (Productivo) va a dar créditos para que se hagan esas reformas, pero hay que pagarlos y ver si el negocio da para eso. Si tienen que emplear más gente, se lo van a cobrar al matarife, que a su vez se lo va a trasladar al carnicero, y eso termina en el consumidor”.

También aseveró que esta medida es “una intermediación” para pasar a la comercialización de carne envasada al vacío, refrigerada. “En los países desarrollados se utiliza eso, pero acá todavía somos subdesarrollados. Se quiere imponer la comercialización de carne como en Alemania y EEUU en un país donde tenemos 50%  de pobreza, y las carnicerías no están preparadas para vender ese producto. El poder adquisitivo que hay en otros lugares del mundo, Argentina no lo tiene. Envasar una carne es costoso en cuanto a la caja, la bolsa, el proceso, y la trazabilidad”, señaló al respecto.

Por otro lado, tampoco cree que beneficie a la calidad de la carne. “Si tenés que cortarla, y dejarla en el frigorífico 3 o 4 días, lo más probable es que merme mucho más que una media res entera. Empiezan a desmejorar los huesos, las nalgas en la parte de afuera se ponen oscuras, y también los lomos, porque al cortarlos se empiezan a quemar los bordes y los costados. Por eso tiene que hacerse rápido”.

Participá con tu comentario

spot_img

MÁS POPULARES