lunes, junio 21, 2021
HomeEntrevistasDe Angeli sobre el Consejo Agroindustrial y el Gobierno: “Se han reunido...

De Angeli sobre el Consejo Agroindustrial y el Gobierno: “Se han reunido solamente para la foto”

Entrevistado por Tranquera, el senador nacional de Juntos por el Cambio cuestionó duramente el cierre temporal de exportaciones de carne vacuna y dijo que hasta ahora fueron en vano los encuentros de la entidad con el Ejecutivo nacional.

Desde su irrupción en la escena pública, como uno de los referentes del sector en el recordado enfrentamiento del 2008 entre el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y el campo por las retenciones móviles,  Alfredo de Angeli se ha convertido en una voz de referencia en lo que hace a los temas agropecuarios.

Asimismo, fue uno de los primeros productores y dirigentes del  agro que se animó a dejar la actividad gremial, en su caso en la Federación Agraria, para pasar a la política partidaria.  Así, desde 2013, es senador nacional de Juntos por el Cambio por Entre Ríos, cargo que renovó en 2019 y tendrá vigencia hasta diciembre del 2025.

En diálogo con Tranquera, De Angeli no dudó en mostrar, una vez más, su firme postura en medio del  nuevo enfrentamiento entre el Ejecutivo nacional y el campo, en este caso por el cierre temporal de exportaciones de carne vacuna, por al menos 30 días, que originó un cese de comercialización de la actividad ganadera durante dos semanas.

En ese sentido, consideró que el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), a pesar de sus “buenas intenciones de resolver los problemas”, hasta ahora, “solamente han ido para la foto” a las negociaciones con el oficialismo, sin obtener beneficios concretos.

De Angeli recordó cuales fueron las consecuencias del cierre, o restricciones, a las  exportaciones de carne, que ya aplicó el kirchnerismo entre 2006 y 2015.  “Cuando era candidato a presidente (Alberto Fernández) le había dicho a la Mesa de Enlace que no iba a cometer los errores del pasado. Pero esta medida es volver a esas equivocaciones. En su momento, fue algo gravísimo, que le costó muy caro a la Argentina. Se perdió un 20% del stock ganadero, se quedó gente en la calle porque cerraron más de 100 frigoríficos, se debilitó gran parte del transporte de hacienda y perdimos los clientes que teníamos en el mundo”.

En ese sentido, destacó que durante la presidencia de Mauricio Macri se “reinstauró la confianza para que nos compraran en el mundo”. Sin embargo, según su análisis, hubo secuelas de la medida kirchnerista que fueron irreversibles. “Cuando en 2006 no se le entregó la carne a Alemania, justo en el Mundial (de fútbol), nunca más nos compró. Por eso, países como Brasil, Uruguay y Paraguay ahora se friegan las manos, porque van aprovechar los mercados que nosotros, culpa de una mala política, vamos a perder”.

“A China se le estaba vendiendo la vaca de descarte, que no va para el mercado argentino. Tal es así, que esto jode hasta a las producciones de tambo. Porque la vaca de tambo, que se saca del servicio de producción, es la que va a China. Ahora,  no sé adónde va ir a parar”, señaló.

En cuanto a la Cuota Hilton a Europa, De Angeli resaltó que sigue abierta, “pero no sabemos hasta cuándo”.  Por eso, indicó que el problema es además  “la incertidumbre” que esta situación genera. “El productor ganadero que estaba por invertir en mejor genética, o poner alambrados nuevos, ahora no sabe qué hacer con esto. Se provoca desinversión”.

Sobre el ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra, consideró: “Todavía no lo he visto actuar. No sé si está de acuerdo con el cierre de exportaciones, porque él conoce del rubro. Tampoco sé si todo el Gabinete está de acuerdo con la medida. El otro día le hice una pregunta, en el Senado,  al jefe de Gabinete (Santiago Cafiero), que no me la contestó. Le pregunté cómo iban a seguir adelante y no me la respondió nunca. ¿Entonces, tendremos que llamar a la Secretaria de Comercio (Paula Español) para que nos venga a decir lo que harán con la ganadería?”

En ese sentido, opinó que en el Ejecutivo nacional hay “un doble comando” y puntualizó: “En muchas cosas manda ella (en referencia la vicepresidenta Cristina Fernández). No tengo dudas de eso, ya se demostró. El ministro de Economía (Martín Guzmán) no pudo sacar a un subsecretario (de Energía Eléctrica, Federico Basualdo). No sé si esto (del cierre de exportaciones) es una orden de ella, pero es su ideología. Alberto había dicho otra cosa en campaña”.

Por otro lado, el legislador dijo que nota preocupación en muchos productores e interés por la política, algo que “hace 20 años” no sucedía. “No sé si habrá muchos candidatos (del campo en las legislativas), ojalá los haya,  pero sí veo que están interesados en lo que pasará con la Argentina. Porque ven lo que sucede en Venezuela y Cuba, países que se autoabastecían de alimentos, pero desde donde hoy  la gente se va por hambre. Si no se quieren meter en la boleta, es bueno que al menos la gente de la producción acompañe, porque hay lugares donde no conseguimos fiscales. Las elecciones son muy importantes para el futuro del país”.

Al respecto, ejemplificó que no quisiera que se siga el mismo camino que en Perú, donde el candidato de izquierda Pedro Castillo se está imponiendo ante Keiko Fujimori en los recientes comicios presidenciales, donde el escrutinio avanza lentamente. “No comulgo con ninguno de los dos candidatos, pero el país quedó parado entre una derecha extrema y una izquierda extrema. Van camino a Venezuela, pobres peruanos”.

En tanto, evaluó que en Argentina debería lograrse un “gran acuerdo político” entre partidos para avanzar en las reformas impositiva, previsional y laboral, a la que calificó como “la vaca de la India”, porque “nadie la quiere tocar”.

“No puede ser que el empleado le cueste al patrón un 40% más de lo que efectivamente va a su bolsillo. Ojalá fuera todo eso para los asalariados. También hay que terminar con los juicios laborales. Por algo las empresas no quieren tomar gente. Una demanda laboral, la quiebra a una pyme. Esas cosas hay que tratarlas, pero no hay consensos. En el gobierno de Macri, no lo pudimos hacer. Logramos una buena reforma para los jubilados y nos tiraron 10 toneladas de piedras en el Congreso”, añadió.

Por último, calificó de “retrógrada” a la reforma de Ganancias para empresas, que recientemente se sancionó en el parlamento. “Las pymes muchas veces son proveedoras de grandes empresas, es mi caso como contratista rural. ¿Qué pasa si un día la empresa se cansa de pagar impuestos y no produce más? Yo me quedo sin trabajo, como pyme”.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS POPULARES

- Advertisment -spot_img