domingo, julio 14, 2024
HomeAgriculturaTrigo HB4: aducen que no existe el peligro de contaminación

Trigo HB4: aducen que no existe el peligro de contaminación

Pedro Vigneau, accionista de la empresa Bioceres, aclaró conceptos en diálogo con Tranquera. “Galileo tuvo que arrodillarse ante la Inquisición por decir que la Tierra gira alrededor del sol”, sintetizó.

El trigo HB4 ha desatado en el país un verdadero debate y un cruce de opiniones influídas, todas ellas, por intereses específicos, provengan de donde provengan. La variedad es producto de la investigación científica de la empresa Bioceres que, a través de transgénesis, logró un trigo resistente a las sequías llamado a resolver problemas específicos de algunas regiones del país y contingencias climatológicas adversas.

Lo que en principio es una buena noticia para el futuro de la producción agropecuaria y puntualmente a la relacionada con este cultivo, sin embargo produce reacciones encontradas especialmente en sectores vinculados a la cadena de comercialización e importadores, que significan a esta variedad como potencialmente generadora de severos inconvenientes en esa cadena, ya que muchos países habitualmente compradores de trigo argentino se opondrían a recibir estos granos por su oposición al consumo de alimentos transgénicos.

El HB4 todavía transita el camino de la experimentación; pero al haberse sembrado testimonialmente y a esos únicos fines unas 55.000 hectáreas en el país, temen que parte de esas semillas vayan a parar a las plantas de acopio contaminando las variedades no transgénicas, lo que originaría problemas de magnitud ya que, ante su detección, se generarían rechazos con el consecuente daño económico y lesión al mercado.

El presidente de la Federación de Acopiadores de Cereales, Fernando Adolfo Rivara, en reunión mantenida con el ministro de Agroindustria de la Nación, Julián Domínguez, expuso el pasado 21 de octubre las preocupaciones del sector que representa para evitar, ya con la cosecha iniciada en el norte argentino, que se produzcan contaminaciones.

“Julián Domínguez y su equipo se mostraron abiertos a escuchar y comprendieron las razones de nuestra preocupación, además de comprometerse a poner en práctica medidas que ya están en análisis para poder dar evidencia al mercado de que el trigo no estará contaminado”, expresó en su momento Rivara con anclaje en la convicción de que en la zafra 2021/22 puedan obtenerse unas 180.000 toneladas de trigo HB4, “cuya comercialización hoy no está autorizada y cuenta con el rechazo explícito de los compradores de trigo argentino”.

Consultado por Tranquera el productor bonaerense Pedro Vigneau, ex presidente de AAPRESID y accionista de la firma Bioceres, afirmó que no hay ningún peligro de contaminación, ya que toda la experimentación se realizó y así continúa, bajo el Protocolo de Identidad Preservada que, entre otros preceptos, indica que el productor que sembró esta variedad con fines experimentales “no es el dueño de la producción final, sino que simplemente brindó un servicio” a esta tarea de experimentación.

whatsapp image 2021 10 29 at 11.27.43
Pedro Vigneau.

Por la misma razón, es la propia empresa Bioceres la encargada de controlar todo el proceso “y nadie está más interesado que la propia empresa en hacer las cosas bien”. Respecto a las bondades del HB4 Vigneau fue enfático en afirmar que la transgénesis viene a resolver problemas de alimentación de la humanidad y que encuentra resistencia en gente y organizaciones a quienes les cuesta “salir de su zona de confort. Pero está muy claro que todos consumimos en la actualidad transgénicos y que no se ha reportado en el mundo ningún caso de problemas generados por ellos”.

Vigneau, quien es un productor de punta y muy apegado a la utilización de la ciencia aplicada, explicó a este medio que, por ejemplo, “toda la insulina del mundo se elabora sobre la base de una bacteria modificada transgénicamente. Esa insulina se inyecta directamente al torrente sanguíneo y a nadie se le ocurre atacarla por ello”.

Respecto al trigo HB4, dijo que sin dudas aportará soluciones concretas. “En Dorrego, el año pasado, un lote afectado con plena sequía rindió un 50 por ciento más que algunos trigos comunes de la misma zona”, ejemplificó, al tiempo que informó que esta variedad, influída por un gen del girasol, no penaliza en años normales. Es decir que la variedad igual responde bien en caso de recibir lluvias.

El entrevistado resaltó la importancia de este desarrollo cien por ciento argentino y que se trata del primer trigo transgénico del mundo, que fue posible -además del aporte de Bioceres- por el trabajo de la Dra. Raquel Chang, investigadora del CONICET y de la Universiadad Nacional del Litoral, junto a todo su equipo. “Podemos ser primeros en algo y atacar esta idea sería como pegarse un tiro en el pie”, enfatizó.

En otro orden, Vigneau también explicó que esta variedad expresa una mejor huella de carbono, lo que colabora en acciones para mitigar el cambio climático.

¿Por qué en el mundo hay tanta resistencia a la transgénesis?
“Mucho tienen que ver algunas organizaciones ambientalistas, como Greenpeace, por ejemplo, que elaboran consignas sin ninguna base científica de sustentación. También, como lo dije antes, a actores de la cadena a los que les resulta más cómodo quedarse en su zona de confort y no asumir los desafíos que el mundo propone. En fin, Galileo Galilei tuvo que arrodillarse ante la Inquisición por decir que la Tierra gira alrededor del sol”.

Participá con tu comentario

spot_img

MÁS POPULARES