jueves, junio 13, 2024
HomeNoticiasLa historia de amor detrás de Estancia La Guitarra

La historia de amor detrás de Estancia La Guitarra

Está ubicada en una zona rural a 20 kilómetros de Levalle, Córdoba, y la figura fue construida con 7000 árboles.

Una increíble historia de amor fue contada a través de un hilo de Twitter que se hizo viral. Se trata de Estancia La Guitarra, y su historia fue narrada por Guido Rodríguez, un viajero que se encarga de recorrer la Argentina y compartir sus vivencias en las redes.

A mediados de enero Guido llegó hasta una zona rural ubicada a 20 kilómetros de Levalle, Córdoba, donde se topó con una estancia muy particular: su arbolado dibuja la forma de una enorme guitarra la cual se puede apreciar desde las alturas.

Pero lo más impresionante es la historia de amor que existe detrás de esta estancia, y así se encargó Guido de contarlo en las redes:

“La Guitarra de árboles fue idea de Graciela Yraizoz. Ella, una joven emprendedora y amante de la música, soñaba con crear un lugar ideal para vivir junto a Pedro (su esposo) y sus hijos. Este lugar ideal, que ella imaginó, era una estancia familiar con forma de guitarra”.


“En 1977 Graciela Yraizoz se desmaya a causa de un aneurisma cerebral y fallece poco tiempo después. Tenía 25 años. Poco tiempo después, Pedro Ureta, esposo de Graciela, empieza a construir el deseo de ella: una estancia de árboles con forma de guitarra junto a sus 4 hijos en homenaje a su historia de amor y para que ella lo pueda ver desde el cielo”.

Sigue contando Guido que “los árboles se plantaron a fines de los 70′ y tenían entre 15 y 25 cm de altura. 35 AÑOS después del fallecimiento de Graciela alcanzaron su tamaño definitivo. Los detalles y contorno de la Guitarra sólo se puede apreciar desde una buena altura y la guitarra fue realizada con más de 7000 árboles.

Se trata de Cipreses californianos, plantados para recrear los contornos. Las cuerdas están hechas con eucaliptus medicinales, que son más azulados. Y la estrella está armada con pinos cipreses.

Cuenta además que desde adentro de la guitarra, por su inmensidad, se pierde perspectiva y difícilmente se sepa en qué lugar de la guitarra uno se encuentra. Y hasta es casi imposible saber que es una guitarra.

En 2019 Pedro falleció. Fue, según Guido, “el creador de una de las demostraciones de amor más lindas de todas”.

“Hoy, junto a su amada Graciela, ven su obra desde el cielo”, cerró.

Participá con tu comentario

spot_img

MÁS POPULARES