lunes, septiembre 25, 2023
HomeNoticiasEstiman que el consumo total de carnes será de 115,2 kilogramos por...

Estiman que el consumo total de carnes será de 115,2 kilogramos por persona en 2023

De esta manera, cada habitante consumiría en 2023 un total de entre 4 y 3,4 kilogramos por encima de los promedios registrados en los últimos años 5 y 10 años, respectivamente.

El consumo de carne bovina, aviar y porcina podría crecer 4,2% interanual en Argentina durante el corriente año y alcanzar un promedio de 115,2 kilogramos por personas, en valores similares a los registrados en 2017cuando la ingesta de proteína animal fue de 115,5 kilogramos, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De esta manera, cada habitante consumiría en 2023 un total de entre 4 y 3,4 kilogramos por encima de los promedios registrados en los últimos años 5 y 10 años, respectivamente.

Según la entidad bursátil rosarina, del total a consumirse este año, la mayoría provendría de la carne vacuna, con una participación del 46% sobre el total, equivalente a 53,1 kilogramos por persona.

Mientras que el 39% del total (45,1 kg) corresponderían a carne aviar y el restante 15% (16,9 kg) a carne porcina.

De concretarse este guarismo, el consumo de carne vacuna crecería por segundo año consecutivo, con una expansión del 2,3% respecto a 2022, posicionándose en niveles similares a los de 2019.

Por su parte, la carne aviar tendría un retroceso del 0,88% (0,4 kilogramos) en comparación con su participación durante 2022; mientras que la de cerdo crecería 0,2% (0,2 kilogramos) hasta los 16,9 kilogramos por habitante.

La Bolsa rosarina señaló que una de las razones que podría explicar la expansión en el consumo responde a una mejora en la capacidad adquisitiva de los salarios en términos de carne, calculado en base a los promedios anuales de las remuneraciones brutas desestacionalizadas, informadas por el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), divididas por la media anual del precio del kg de asado para el mismo período, relevado por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA).

“De este modo, la remuneración bruta promedio del sector asalariado alcanzaría para comprar 163,5 kg de asado en el 2023. Este dato indica una recuperación respecto del piso relativo alcanzado en 2021, cuando el poder de compra de los sueldos era de 134 kg, y puede ser uno de los factores explicativos del incremento en el consumo cárnico que se viene experimentando este año”, indicó el trabajo de la BCR.

A pesar de la recuperación, la entidad remarcó que “el poder de compra de las remuneraciones en términos de carne todavía se encuentra casi 10 kilogramos por debajo del promedio de los últimos 10 años”.

Otra variable que destacó el trabajo para explicar la dinámica de los diferentes consumos cárnicos es la relación que existe entre el precio de la carne vacuna y el de sus opciones sustitutas (aviar y porcina) combinadas.

Así, se “observa que desde 2021 la carne vacuna se ha abaratado relativamente en términos del mix de pollo y cerdo: mientras que en 2021 se podían comprar 2,1 kg de mix con lo que salía 1 kg de asado, en 2023 esta cantidad bajó a 1,9. Sin embargo, puede afirmarse que la carne vacuna aún está cara si se la compara con el promedio de los últimos 10 años, que es de 1,7 kg”.

A modo de resumen, puede concluirse a partir de los datos analizados que “el poder adquisitivo en términos de carne vacuna ha mejorado en los últimos dos años, tanto por su relación con los salarios como con los precios de otras carnes, por lo cual ha aumentado su participación relativa en el consumo”.

Sin embargo, “si se aleja la lupa y se observa un período más largo, como puede ser el promedio de los últimos 10 años, se observa que el consumo de carne de vaca ha perdido terreno contra el de sus productos alternativos como resultado de un menor poder de compra de los salarios y de un abaratamiento relativo del pollo y el cerdo”, advirtió la entidad bursátil.

Pero más allá de esta situación, el estudio de la BCR subrayó que “Argentina todavía sigue siendo el principal consumidor de carne bovina por habitante a nivel mundial”.

En el ranking global, en 2023 para la Argentina se estima un consumo de 53,1 kg por habitante, por encima de Uruguay y Estados Unidos, donde cada habitante en promedio se ubicaría en 43 y 37 kg, respectivamente.

Esta lista se completa con Brasil (35,3 kg), Israel (27,2 kg), Chile (26,3 kg) y Australia (25,6 kg).

Fuente: Télam.

spot_img
spot_img

MÁS POPULARES

spot_img