martes, julio 16, 2024
HomeActualidad¿Qué es y cómo combatir la nueva plaga que amenaza al maíz...

¿Qué es y cómo combatir la nueva plaga que amenaza al maíz en la zona núcleo?

El achaparramiento o Spiroplasma parecía confinado al norte del país pero ahora aparece en la pampa húmeda.

El achaparramiento del maíz o Spiroplasma, una enfermedad de amplia distribución en el norte argentino que resulta letal para el maíz, se extendió este año por buena parte de la zona norte de la región pampeana argentina, donde los productores y técnicos no tienen experiencia alguna en el manejo de la nueva amenaza.

En la red social X (ex Twitter) el hashtag #spiroplasma da cuenta del drama silencioso que se está experimentando en muchas regiones productivas de las provincias de Córdoba y Santa Fe, donde, además de precios bajísimos del cereal en pleno inicio de la cosecha de maíz temprano, deben hacer frente a ataques de Spiroplasma en cultivos tardíos.

Esta semana, la región CREA Sur de Santa Fe realizó una gira agronómica para recorrer ensayos de híbridos de maíz realizados en establecimientos de Colonia Medici (Santa Fe) Monte Buey (sudeste de Córdoba).

Relevamientos realizados por Ipave-INTA muestran que en el norte argentino la prevalencia de Spiroplasma era elevada hasta el año 2005, aunque luego comenzó a descender de manera progresiva hasta niveles casi insignificantes entre 2011 y 2016. Sin embargo, hacia 2017 comenzó a registrarse un aumento considerable de la enfermedad.

Hasta el momento se han identificado cuatro patógenos que causan la enfermedad, los cuales son transmitidos por el insecto vector Dalbulus maidis. Tales patógenos son Spiroplasma kunkelii, Maize bushy stunt phytoplasma, Maize rayado fino virus (MRFV) y Maize striate mosaic virus (MSMV) y pueden encontrarse en infecciones simples o mixtas en el maíz.

En la Argentina, la enfermedad es causada principalmente por Spiroplasma kunkelii, comúnmente denominado “Corn stunt spiroplasma” (CSS). Se trata de un patógeno sistémico que se propaga a todas las partes de la planta a través del floema.

Si bien los síntomas de la enfermedad suelen aparecer en la etapa reproductiva del maíz, el control efectivo debe instrumentarse en las primeras etapas fenológicas del cultivo. Por tal motivo, el tratamiento de semillas representa una herramienta esencial para proteger a la planta de maíz, junto con la siembra de híbridos tolerantes a Spiroplasma.

El miércoles 13 el proyecto CREA Plagas y la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA) realizarán una jornada en formato virtual para informar sobre el estado de situación de la enfermedad y tratar las prácticas de manejo disponibles a la fecha.

spot_img

MÁS POPULARES