sábado, septiembre 25, 2021
HomeGanaderíaCabaña Casamú ya palpita sus tres remates anuales

Cabaña Casamú ya palpita sus tres remates anuales

Tranquera dialogó con Juan Sackman Braceras, hijo de Carlos, el fundador, y CEO del emprendimiento de rodeo de puro pedigree más conocido en Argentina. Ante la posibilidad de que la cuarentena coincida con su primer remate programado, el 27 de mayo, comentó que evalúan realizarlo de manera digital. Además, analizó la situación actual y detalló los productos que ofrecen, entre otros tópicos.

Cabaña Casamú, el rodeo de puro pedrigree más reconocido de Argentina y uno de los más grandes a nivel mundial, se prepara para los tres remates programados para este año. En este sentido, Tranquera dialogó con Juan Sackman Braceras, hijo de los fundadores, Ana y Carlos, prestigioso productor de Aberdeen Angus Colorado en el país. Entre otros temas, el CEO del proyecto enfatizó en el legado que dejó su padre, en los logros alcanzados y también se refirió a cómo se organizarán ante el aislamiento social, preventivo y obligatorio que posiblemente coincida con su primer remate anual, previsto para el 27 de mayo, y luego sucedido por el de agosto y octubre. Una iniciativa familiar que surgió en 1980 y que cruzó de siglo para destacarse en la ganadería nacional e internacional.

¿Cómo están sobrellevando la actividad?

Del lado productivo estamos bien, hace un mes que empezó a llover y se acomodó el campo. El otoño está muy bueno, no nos podemos quejar. Las pasturas y la hacienda vienen muy bien, así como los tactos también fueron muy positivos.

Por otro lado hay una gran incertidumbre, pero es otro capítulo que vamos a vivir y ver cómo vamos a salir de esto.

¿Cómo viene el año en cuanto a los remates?

Tenemos 3 remates anuales, uno a fin de mayo, otro a fin de agosto y el último a principios de octubre. Ante este contexto estamos pensando cómo vamos a llevar a cabo la venta del 27 de mayo, ya que los pronósticos dicen que para ese momento quizás pueda seguir la cuarentena. Debido a que es probable que un remate presencial no sea posible y a que nos interesa respetar la fecha, analizamos avanzar vía digital y hacer una subasta mediante streaming. Estamos definiendo eso, pero poniendo énfasis en no desarmar la agenda del año.

Le pido a la gente que entre a nuestra web, en las próximas semanas anunciaremos cómo se va a gestionar la venta. Si la tenemos que hacer vía internet, lo haremos. Van a encontrar una descripción precisa de lo que ofrecemos.

¿Cuáles son los productos que tienen en vista para ese remate?

En este remate y tal como es característico de Casamú, vamos a estar ofreciendo 80 toros puros de pedigree, criados y evaluados a campo. Nos interesa ofrecer animales funcionales y productivos que hayan pasado por el sistema de evaluación genética para que realmente quien adquiera nuestros reproductores sepa lo que les va a dar. Son 80 toros Colorados y Negros con información genética, varios recomendados para vaquillonas. Luego habrá una venta de hembras, que serán alrededor de 200 repartidas entre puro controlado y pedigree. Además expondremos 130 vientres, algunos de vaca nueva y vaquillona preñada, también con información genética. La oferta es grande y el productor va a encontrar el tipo de animal que busca, porque lo ofrecemos con toda la información genética.

Nombraste toros Colorados y Negros, pero ¿en su mayoría son Colorados?

Sí, pero trabajamos también con Negro. Como buenos criadores de Angus nos interesa ese universo y toda la disponibilidad genética. Tenemos una apertura genética muy amplia.

Sos el continuador de lo que inició tu padre, uno de los fundadores en el país de Angus Colorado…

Lo que hizo mi padre por el Angus Colorado fue inmenso. Tuvo mucho impacto en la ganadería argentina, tanto por los rodeos que le tocó dirigir como cuando se logró el primer gran campeón de la historia nacional, que muchos lo recordarán. El legado que dejó consiste en buscar un animal productivo y funcional.

En Casamú nos apoyamos mucho en la tecnología, en la evaluación genética para lograr animales que dejen rentabilidad, que le den valor agregado a toda la cadena de la carne.

“El legado que dejó MI PADRE consiste en buscar un animal productivo y funcional”

CASAMÚ son las iniciales del nombre de tu papá: CA de Carlos, SA de Sackman y MU de Muriel. Hoy ya es una marca registrada con cierto prestigio ganado en la ganadería nacional. ¿Cuál es tu reflexión?

Exactamente, no es arbitrario el nombre. Casamú se fundó con libertad de mente y de espíritu, ya que fue creada por un veterinario en pleno auge de su actividad profesional y que en su momento llegó a atender innumerables rodeos. Mis padres arrancaron con 4 vacas y 4 hectáreas, y partir de ahí Casamú creció hasta llegar a ser lo que es hoy, el rodeo de pedigree más grande de la Argentina y uno de los más reconocidos del mundo.

Él era quien hacía todos los tactos y estaba en todos los trabajos de manga. Hoy tenemos una estructura muy profesional, por lo que le sacamos provecho a todo el legado que él ha dejado, con un volumen de hacienda y una oferta única: actualmente trabajamos con más de 1300 vacas puras de pedigree. A su vez, logramos más de 1000 hijos puros y hacemos reposición. Es decir, todas las vacas juegan en primera, son número uno. Al mercado, nosotros ofrecemos la totalidad de reproductores. El impacto es único, una cabaña con la cantidad de pedigree funcional.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS POPULARES

- Advertisment -spot_img