martes, julio 16, 2024
HomeNoticiasFuertes tormentas azotaron la región pampeana y provocaron destrozos e inundaciones en...

Fuertes tormentas azotaron la región pampeana y provocaron destrozos e inundaciones en áreas rurales

La localidad de Villaguay, en Entre Ríos, fue golpeada por la cola de un tornado, mientras que en la zona núcleo se registraron lluvias sorprendentemente altas como en El Trébol, Santa Fe donde cayeron 230 mm.

Una intensificación del fenómeno del Niño hizo sentir su impacto en el campo, con fuertes tormentas que trajeron alivio por la sequía pero también preocupación. El sur de Entre Ríos, especialmente la localidad de Villaguay, se convirtió en el epicentro de los destrozos causados por la cola de un tornado, llevando al gobernador Rogelio Frigerio a recorrer la zona para evaluar los daños. En la localidad de El Trébol, provincia de Santa Fe, se registró una precipitación de 230 mm.

Aunque las lluvias fueron bienvenidas para mejorar la situación de suelos, también se registraron situaciones para lamentar. En Villaguay, el viento y la lluvia generaron estragos, destacando la necesidad de intervención gubernamental.

La provincia de Entre Ríos enfrenta graves consecuencias tras un fuerte temporal de lluvias y vientos. Dos personas perdieron la vida al ser arrastradas por un arroyo que inundó la ruta nacional 14 cerca de Colonia Elía. Ante la magnitud de los daños, Frigerio anunció que solicitará ayuda al Gobierno nacional.

En este contexto, las ciudades de Villaguay y El Trébol fueron especialmente afectadas, con la destrucción de infraestructuras públicas y privadas. En Villaguay, la caída de árboles y postes de luz, así como la destrucción de redes eléctricas, dejaron a gran parte de la ciudad y la zona rural sin luz. Además, se reportaron más de 25 voladuras de techos, roturas en viviendas y vehículos, y daños en instituciones educativas y deportivas.

Los registros de lluvias en diferentes localidades de Entre Ríos fueron significativas: Victoria registró 70 mm, Rincon de Nogoya 72 mm, Viale 50 mm, Montoya 90 mm y Federal 60 mm. Estas cifras evidencian la magnitud del temporal que afectó a la provincia y la urgente necesidad de asistencia para hacer frente a las consecuencias.

El Trébol y varias localidades santafesinas quedaron bajo el agua

En tanto, en la provincia de Santa Fe, con especial atención en la localidad de El Trébol, se registraron sorprendentes 230 mm de precipitación. Esta cifra representa una cantidad significativa de agua caída en un corto período, generando preocupaciones por inundaciones y posibles daños en la infraestructura local.

Otras localidades de la provincia también experimentaron fuertes lluvias, como Cañada Rosquín con 132 mm, María Susana con 150 mm y Gálvez con 140 mm. Estos valores muestran la extensa área geográfica afectada por el fenómeno meteorológico.

En contraste, algunas zonas como San Vicente y Máximo Paz recibieron cantidades más moderadas de precipitación, con 4 mm y 34 mm respectivamente.

En Córdoba, Noetinger se destacó con el pico máximo de lluvia, registrando una caída de 116.4 milímetros

La provincia de Córdoba recibió precipitaciones en diversas zonas debido a las condiciones de inestabilidad generadas por la combinación de humedad y altas temperaturas. Destacándose en la región este y sur cordobés, la localidad de Noetinger registró el pico máximo con una caída de 116.4 milímetros, seguida por Saira con 103 milímetros. Otras localidades de la Zona Núcleo cordobesa también recibieron lluvias considerables, como Bell Ville con 84 mm, Chilibroste con 71 mm y Marcos Juárez con 70 mm.

Además, se reportaron focos puntuales en el sur provincial y hacia el centro del territorio. General Deheza registró 69 mm, Escalante 62 mm, Ucacha 58 mm y Melo 33 mm, entre otras localidades. Estas precipitaciones, aunque beneficiosas para el alivio de las condiciones secas, resaltan la variabilidad climática en distintas áreas de la provincia, destacando la importancia de monitorear de cerca estos eventos meteorológicos.

El contraste en las zonas afectadas por la falta de lluvias impacta negativamente en la siembra de cultivos

A pesar de la intensificación del fenómeno de “El Niño”, algunas áreas de la región núcleo continúan enfrentando escasez de agua, lo que tiene repercusiones negativas, especialmente en los cultivos de maíz, según el último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En las últimas dos semanas, los frentes meteorológicos dejaron un vacío en la región, interrumpiendo la siembra de soja de segunda en algunas localidades debido a la falta de agua. Hasta ahora, solo se sembró el 47% de los lotes en el norte de Buenos Aires, y en áreas como General Villegas, ni siquiera comenzó la siembra debido a la falta de humedad.

En ese sentido, la situación es crítica para los cultivos de maíz en etapa de floración. En Colón, los productores están preocupados por los signos de estrés hídrico en los maíces de primera. Además, la siembra de soja de segunda no comenzó en la zona debido a la falta de humedad en el suelo.

A pesar de condiciones optimistas en algunas áreas y lluvias recientes, el 40% de los suelos de la región núcleo aún presenta niveles de humedad insuficientes en el primer metro de profundidad, con un 10% experimentando sequía, desconcertando a los expertos ante la contradicción entre la intensidad de “El Niño” y la falta de precipitaciones suficientes, destacaron.

Fuente: TN Campo.

spot_img

MÁS POPULARES