martes, mayo 17, 2022
HomeEntrevistasCarlos Maslatón: "No me sorprendería que la soja duplique su precio en...

Carlos Maslatón: “No me sorprendería que la soja duplique su precio en los próximos dos años”

En un extenso diálogo con Tranquera, el analista financiero compartió su mirada muy alcista para los commodities agrícolas, incluso con objetivos a mediano y largo plazo que hoy parecen imposibles. Fiel a sus polémicas declaraciones, también dijo que ve un dólar a 355 pesos y no descartó un “Rodrigazo”.

Por más que a muchos les puedan parecer alocados, el analista financiero Carlos Maslatón, basado en la teoría de ondas de Elliott, nunca duda en dar sus pronósticos de corto, mediano y largo plazo. Como cuando el 8 de mayo del 2018 auguró un dólar a 211 pesos para diciembre del 2020, cuando en ese momento cotizaba en 22,35, pero que en octubre del año pasado llegó a tocar los 195 en el mercado informal. Es decir que, en este caso, el paso del tiempo demostró que su análisis al menos no se trató de un delirio y estuvo cerca de concretarse. 

Entrevistado por Tranquera, Maslatón dio su mirada súper alcista para los valores de los commodities y agregó que  habrá “una continuidad por varios años”, que durará al menos  hasta el 2030.

 “Lo que yo observo es que hemos entrado, hace ya un año, en un ciclo positivo. Pero a diferencia de otros ciclos alcistas, no está destinado como los anteriores a darse con un techo y caer. Los commodities en general, y los agrícolas en particular, van a romper máximos históricos. Pero no va a ser de manera marginal, sino de manera contundente. Vamos hacia una nueva dimensión”, se explayó.

Asimismo, consideró que es muy básica la explicación de que este proceso se da por una emisión monetaria de la Reserva Federal (FED) de EEUU, sino que más bien es un “tema cíclico” de los productos. “Los commodities, como todos los productos, tiene sus ciclos y hemos terminado uno de 50 años, porque yo veo a 1971 como punto de origen de todo esto, donde fueron y vinieron varias veces. Pero ahora estamos rompiendo esos niveles y vamos hacia otros 50 años de niveles muy superiores a estos. Por eso, lo que se debe hacer es dinamizar la mente y visualizar cosas que aún no se han mostrado”, indicó.

Sin embargo, señaló que “los costos van a ser mucho más altos. Los insumos y los precios al consumidor también van a subir. Entramos en una era muy inflacionaria en el mundo”.

Análisis técnico de soja, trigo y maíz

Tomando como referencia las cotizaciones históricas del Mercado de Chicago, Maslatón afirmó que en el caso de la soja “no le sorprendería” que se dupliquen los valores actuales en los próximos dos años. “Estamos en USD 15,28 por bushel, hace un mes tocamos USD 16,67, pero creo que este movimiento nos va a llevar a buscar los USD 32. O sea, estoy viendo un 100% de alza respecto a los niveles actuales. Después que cada uno haga la traducción a dólares por tonelada como quiera”.  

No obstante, afirmó que en el corto plazo ve una caída desde USD 15,28 por bushel hasta USD 13,80, número que en su opinión no será perforado.

En tanto, su perspectiva fue aún más alcista para el maíz. “En este caso, habíamos tenido un máximo de USD 8,43 en 2012, caímos a la miseria de USD 3 en abril del 2020, y en este momento estamos en USD 6,56. Fijate, solamente en los últimos 12 meses, la voladura que ha tenido este producto. Pero puede llegar a subir 7 veces desde los USD 3,05 del año pasado. No estoy viendo al maíz por debajo de lo que ya vimos, sino ya directamente arrancando al alza y creo que va a superar los USD 7,50 en los próximos meses. Pero el objetivo es 21 dentro de varios años”. 

En el caso del trigo, consideró que “estamos empezando un nuevo ciclo que va a ir arriba de 14, 16 y 17 dólares por bushel. Cuando ahora estamos en USD 6,63, según el cierre del viernes último en Chicago. Esto se va a salir de los números actuales y no me sorprendería que veamos USD 25 por bushel de aquí al 2030”.

La política como condicionante y crítica al cierre de exportaciones de carne

Por otro lado, Maslatón, quien también es abogado y no escapa a opinar a ningún tema de actualidad para sus más de 110 mil seguidores en Twitter, aseveró que la “voladura” de las materias primas que pronostica no significa que necesariamente vaya a ser aprovechada por el país, si no se toman las medidas adecuadas. “Esto es lo que ocurre con estos commodities en el mundo. Después está en cada lugar poder aprovechar las ventajas de sus habilidades empresariales y todos los puntos a favor de un país que es muy eficiente en materia de campos. Pero si no tenés una política económica que permita producir, no te vas a beneficiar demasiado. Eso significa evitar controles de precio, de cantidad, y tener un tipo de cambio que sea real. Las retenciones tampoco pueden ser las de ahora. Por más que el producto suba en el mundo, no sirve de nada si el Gobierno sigue haciendo las cosas del último tiempo”.

Al respecto, calificó al cierre de las exportaciones de carne como “algo ridículo”, ya que “nadie puede evitar” este proceso inflacionario que se da a escala global.  “Con la subida de los precios que estamos viendo ya en el mundo, y la que vamos a ver en Argentina con fuerza, lo único que pueden hacer es artificialmente dilatarlo, pero no van a frenar una escalada, porque la mercadería en el mundo va a ir muy para arriba”.

“La idea del Gobierno de que no exporto y bajan los precios, lo único que va a lograr es una retracción de la oferta y va a ser muchísimo peor. Si estuviera en el lugar del presidente (Alberto) Fernández, diría ´bueno, nos vamos a bancar precios más altos, pero a su vez vamos a tener mucha más actividad´. Privilegiaría actividad económica por sobre la inflación nominal. Porque, en definitiva, lo que vale es si la gente puede vivir bien o no. Pero me parece que se está haciendo todo lo posible para que no viva bien”, añadió.  

Dólar a 355 y posible “Rodrigazo”, pero con esperanzas

Consultado por cuál cree que será la evolución de los dólares paralelos, Maslatón evaluó: “Los 195 pesos por dólar que tocamos en septiembre, fueron debidamente corregidos con una caída a 140, y ahora estamos entre 155 y 160 en el blue, pero vamos a ir muy para arriba. No importa que entren divisas a la Argentina, porque se van a ir por otro lado, o no van a ser suficientes. A mí la moneda argentina me da con fuerte depreciación, o sea yendo a 355, como mínimo, en los próximos meses”.   

Para esta evaluación, aclaró que no toma en cuenta el tipo de cambio oficial, ya que es un “precio irreal que fija el Gobierno”, aunque “sí sirve como indicador para los que tienen que exportar o importar”.

“Es un tema de cantidad limitada, creo que esto no se va a poder mantener y vamos a ver tipos de cambio nominales mucho más altos. Reales no sé, porque yo creo que los precios internos también van a subir. El escenario argentino es fuertemente inflacionario. No sé si vamos a una hiperinflación, pero sí a un ajuste tipo Rodrigazo”, comentó.

Aunque aclaró que “la parte positiva” es que el país no está empezando una crisis, sino terminándola. “Si auguro fuerte inflación, es aún dentro de un ciclo positivo. Es más, creo que la salida de Argentina al alza, en los activos y la producción, va a ser inflacionaria al inicio. Después van a estar las cosas muchísimo más tranquilas”.

“Estoy positivo con el país después de terminar con una cantidad de insensateces que son de este Gobierno, pero también de Macri y de Cristina Kirchner. En definitiva, tres períodos presidenciales muy negativos, y equivocados, pero que van a ser superados y archivados en la historia por la nueva Argentina que se viene y que va a ser muy productiva, que estaba dormida por un montón de factores. Pero anotame en la lista de los que creen que, si hablamos en un año, vamos a estar mejor, y dentro de dos o tres, mejor todavía. Por supuesto, con grandes problemas irresueltos, pero pudiendo decir que ya vimos el piso”, analizó.

En ese sentido, consideró que los fuertes incrementos de la divisa norteamericana luego suelen ser acompañados por varios beneficios. “Lo que puede ocurrir es que al Gobierno le convenga un tipo de cambio más alto porque licua el gasto público y la deuda en pesos. Tiene muchos beneficios la subida del dólar. De hecho, la mejora fiscal en Argentina, de los últimos tiempos, es producto de todo lo que estamos hablando”.

“Al Gobierno le va a ir mal en las legislativas, pero eso no condiciona lo que vaya a pasar en 2023”

Si bien siempre aclara que él no tiene en cuenta los posibles resultados electorales para sus análisis técnicos, Maslatón, quien ha incursionado en política partidaria y fue concejal de la Ciudad de Buenos Aires por la UCEDÉ, se animó a dar su visión de lo que sucederá en las elecciones legislativas de este año. “Lo que vamos a ver es un Gobierno debilitado parlamentariamente, pero no muerto, y una oposición fortalecida”, aseveró.

Pero eso “no condiciona” lo que ocurrirá en los comicios presidenciales del 2023, aclaró. “Puede pasar algo que a mí no me gusta, pero es probable que ocurra, y es que el Gobierno un día se avive que está haciendo estupideces en materia económica. Y ahí si tiene tiempo de recuperarse la economía nacional, enterrándose toda esta imbecilidad de las cuarentenas, que tiene a la mayoría de las actividades clausuradas. Pero yo creo que este año al Gobierno le va a ir mal porque no tiene tiempo para recuperarse”, finalizó.

spot_img
spot_img

MÁS POPULARES

spot_img