viernes, julio 19, 2024
HomeCayó la venta de maquinaria agrícola casi un 20% en el primer...

Cayó la venta de maquinaria agrícola casi un 20% en el primer semestre

Se debe a la sequía y a la falta de financiamiento. De todas maneras, las ventas en este período están un 3,1% por encima del promedio de los últimos 5 años.

El pasado martes 29 de agosto el INDEC dio a conocer los datos de ventas de maquinaria agrícola correspondientes al segundo trimestre de 2023. A partir de los resultados presentados, la Bolsa de Comercio de Rosario analizó los datos.

Un primer dato que puede apreciarse en el informe es el de facturación trimestral por ventas de maquinaria agrícola. En total, en el segundo trimestre de 2023 se facturaron $ 126.601 millones, un 60,7% por encima de las ventas en pesos corrientes del mismo trimestre de 2022. “Sin embargo, esta comparación no resulta pertinente dado que no tiene en cuenta los efectos de la inflación”, remarcó.

Para ello, se recalculó la serie llevando todos los precios a “precios actuales” utilizando como deflactor el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Hechos estos cálculos, se observa que la facturación en el segundo trimestre de 2023 resultó en realidad un 14% inferior a la del mismo trimestre del año pasado, pero se encuentra alineada con el valor promedio de los últimos 5 años para dicho trimestre.

Si se analizan los datos en términos semestrales, tomando como base la deflación realizada para que los precios resulten comparables, se puede observar que, en el primer semestre de 2023, las ventas ascendieron a $ 224.512 M, un 19,5% por debajo del mismo período de 2022, pero un 3,1% por encima del promedio de los últimos 5 años en el primer semestre. Resulta relevante recordar que, a pesar de la sequía, el 2022 fue un año de gran dinamismo para las maquinarias agrícolas.

Al analizar la facturación del semestre por tipo de maquinaria agrícola, siguiendo el mismo criterio de llevar todos los importes a precios actuales, se observa lo siguiente:

• Lo más vendido fueron los tractores, alcanzando un importe de $ 99.453 M. Este producto fue el único que tuvo un aumento interanual, del 5%, mientras que sus ventas subieron un 7% si se compara con el promedio de los últimos 5 años en el primer semestre.

• En segundo lugar, se ubicaron los implementos (en este rubro se incluyen pulverizadoras de arrastre y autopropulsadas, implementos de acarreo y almacenaje de granos, y otros implementos), los cuales totalizaron una facturación de $ 56.488 M a precios actuales, disminuyendo un 19% interanual, y un 12% por debajo del promedio quinquenal.

• En tercer lugar, estuvieron las ventas de cosechadoras, por un importe de $ 40.868 M. En relación con el primer semestre de 2022, la facturación de estas máquinas cayó un 24%, pero se mantuvo un 13% por encima del promedio de los últimos 5 años.

• Por último, se ubicaron las sembradoras, cuyas ventas fueron las que mayor contracción mostraron. Con un valor de $ 27.703 millones, las ventas de sembradoras cayeron un 54% en comparación con el primer semestre de 2022, y un 38% si se compara con el promedio de los últimos 5 años.

Según el análisis, la cantidad de cosechadoras vendidas en el primer semestre de 2023 sufrió una caída interanual del 32% y cayó un 22% respecto del promedio de los últimos 5 años, mientras que los precios aumentaron un 12% y 6% en el mismo período, respectivamente, en términos reales, es decir, despejando el efecto de la inflación.

En el caso de los tractores, las unidades vendidas en la primera mitad de 2023 aumentaron un 1%, y un 23% en comparación al promedio del último lustro. Los precios, por su parte, se incrementaron un 4% en términos reales, tanto en términos interanuales como respecto del promedio.

Por el lado de las sembradoras, la cantidad vendida cayó un 50% interanual, en simultáneo con una caída de las cotizaciones del 9% que pudo haber estado explicada, en parte, por la caída de la demanda. La fuerte reducción de la demanda de sembradoras puede estar explicada por el hecho de que, por un lado, son de las maquinarias agrícolas más caras, con precios que promedian los 41 millones de pesos (a precios promedio del segundo trimestre de 2023), a lo que se suma que los productores se encuentran en una situación de importantes dificultades financieras, producto de tres años consecutivos de sequía.

Si se compara con el promedio de los últimos 5 años, la cantidad de sembradoras vendidas cayó un 36%, al mismo tiempo que los precios aumentaron 21% en términos reales.

Por último, las cantidades de implementos agrícolas vendidas disminuyeron un 29% interanual y un 20% respecto del guarismo promedio, en simultáneo a un aumento de precios del 14% y 38%, respectivamente.

Fuente: Clarín Rural.

spot_img

MÁS POPULARES