martes, mayo 17, 2022
HomeAgriculturaEn qué consiste el programa de agricultura familiar que es furor entre...

En qué consiste el programa de agricultura familiar que es furor entre los productores 

Entre los principales objetivos está "favorecer las producciones locales, impulsar el desarrollo regional y promover la seguridad y la soberanía alimentaria".

Tranquera anunciaba ayer que el programa Agricultura Familiar en Marcha, lanzado por la Provincia y cuya convocatoria abrió en marzo pasado, ya cuenta con 216 proyectos que nuclean a más de 1.000 productores bonaerenses. Pero, ¿en qué consiste esta iniciativa?

Gobiernos provinciales, municipales y asociaciones civiles desarrollan programas de huertas y agricultura comunitaria para favorecer la producción local, la alimentación saludable y su comercialización a precios accesibles mediante el acceso a tecnología y líneas de financiación para proyectos productivos.

Además de propiciar el autoconsumo y el cuidado del ambiente, estas iniciativas apuntan a preservar el cultivo orgánico de verduras de estación en las distintas regiones del país con la entrega de semillas, créditos y cursos para comunidades rurales, pueblos originarios y organizaciones cooperativistas o familiares, varios de ellos con apoyo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

En la provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Ambiente creó el Programa Provincial de Huertas Urbanas “Miryam Kita Gorban” para instalar plantíos en parques, escuelas públicas y privadas, jardines de infantes y comedores comunitarios, en coordinación con los municipios, “para fomentar la alimentación sana y soberana a través de la agricultura comunitaria, impulsando la participación de la sociedad con aprendizaje, capacitación e intercambio en materia de educación ambiental y alimentación saludable”.

Además, el programa Agricultura Familiar en Marcha, del Ministerio de Desarrollo Agrario, apunta a fortalecer el equipamiento de los productores de la agricultura familiar para mejorar su labor, los procesos de agregado de valor o estrategias de comercialización.

Para potenciar la producción de alimentos de familias y organizaciones y la formalización de sus unidades productivas, el Ministerio brinda subsidios de hasta $5 millones para proyectos colectivos y hasta $400 mil para los individuales a través de diferentes líneas de financiamiento para la incorporación de maquinaria y herramientas que faciliten las labores y la producción hortícola o frutícola, invernaderos y sistemas de riego; cortinas forestales y equipamiento para la unidades de producción de biopreparados.

En la ciudad de Bahía Blanca, el proyecto “Huertas comunitarias y familiares” promueve una cultura de producción hortícola asociada al consumo familiar y la vida saludable: en conjunto, entidades públicas y privadas capacitan a familias en producción hortícola y hábitos saludables, con acciones educativas y provisión de elementos básicos para la producción.

Y la Unidad de Promoción y la de Nutrición de la Secretaría de Salud comunal brinda información sobre alimentación, gestión de residuos y cuidado del ambiente junto a voluntarios del programa “Conviviendo” y el INTA.

También en esa localidad funciona el Espacio de Trabajo por la Soberanía Alimentaria (Etsa), un colectivo interdisciplinario compuesto por docentes, profesionales y alumnos de la Universidad Nacional del Sur (UNS) que realiza actividades de docencia e investigación sobre soberanía alimentaria, agroecología y agricultura familiar a nivel local, regional y nacional.

spot_img
spot_img

MÁS POPULARES

spot_img